Sobreviviendo-me



Sobreviviendo-me
significa
túnel de escape
500 Avemarías
del otro lado de la cuerda
cuando los niños brincan

del pozo oscuro de tus palabras...
sobrevivo
guante de seda
entrado a empujones
ángeles guardianes
afanosos
quebrados de costilla a costilla
por mis temores...

a las palabras gastadas de atardeceres indecentes
ahorcados de deberes y
un mundo rosa.

Todos desfilaron por la plaza con el rostro vendado...

Y el silencio
cultivo esperanzador del espíritu
voz ronca del poema que se
envenena como gato con diez vidas

(¿A qué hora comenzará el rosario?)...

Pasa la noche



Pasa la noche
extraña
rito de invisibilidades
mi rara muerte
que canta
que canta...

Octubre 7 #avemaria


Sin dormir a la hora del letargo
y el argumento de la noche
cruzándose los párpados
invisible de ti.
Una piedra preciosa en medio del carbón
expuesta al respiradero de la ignorancia

¿Dónde te guardo que no florezcas?

Ya es tarde para los juncos que decían adiós sobre las casas
de madera y zinc.

Se han destrozado los miedos a fuerza de vivir en la penumbra
viento desaparecido del mundo
llevo tu herencia bajo un juramento herido

Quieres y no puedes



Quieres y no puedes
gran almacén de orgullo y venganza
los cordeles ya no secan mis medias
Dios ha sacado su mano húmeda
Fue un abismo fantasmal
siempre en la curva esprando
para el terco golpe
Tú no aprendiste a amar
blanco y negro más negro no es
la victoria
hay más:
sueños
lugares trenzados que desconoces
sin saborear el beso
permite tu mente salga
del polvo
del oro
crea un suelo de arena
de grandes y suaves hojas
echadas a volar.

Quieres y no sabes
no te dejas llevar
como una luz fija
en un farol de la calle

(C. Benito)

Y su grito se escuchaba más allá de la sombra



...y su grito se escuchaba más allá de la sombra
el destierro del lenguaje
esa alucinación del que ya no está
de la ausencia estrepitosa que a migajas se deshace
golpeando las puertas de las iglesias en busca de un
absurdo perdón en las reliquias
Ya se ha ido
no lo sabe
se ahuyenta su sombra en la maleza
... no lo sabe

Como si el alma fuera cosa de otro mundo...


-Como si el alma fuera cosa de otro mundo... 
así le dije en un susurro con mucha fiebre en la piel.  
Pienso que lo volveré a ver.  
Los ojos de niña ya no existen, 
muchas palabras ya no liberan 
¿Cuándo es que...?, 
creo que la madrugada que viajó el mundo fuera de mis ojos, 
ahí confundí la realidad con Kafka... 
sorprendida de mi y de mis limitaciones, 
oscura de ojos y sensible en los senos...

Alguien vino a verme...



Alguien vino a verme
sin ojos
alguien se posó como una mariposa de fiebre
en la esquina de mi cuerpo...
al oído me arrullaba
entre los dedos sucumbía
Quién me reconocerá pura
Quién reconocerá mi nombre
y llamará
y llamará
y hará baile de la existencia...

Niña desvainada de un sueño... eres libre!

Mi lenguaje es el lenguaje de los muertos



Mi lenguaje es el lenguaje de los muertos
blanco, de un abismo siniestro y raros males
mi lenguaje es sórdido como una puta
arrebujado entre las sábanas
oración desolada
un sujeto adverso y un predicado de silencio
ábreme la lengua del placer
con venas que van a parir
corriente del verbo...

¿A qué si no, entonces, vienes desde tan lejos
a auscultarme el alma?...

Cada vez peor...



Pronto volverá a morir,
con el tiempo su muerte es peor
Muere cada primavera

y muere... y cada vez es peor
Pero es la misma muerte
y cada vez peor...

Que...



Que no te me apareces bajo esta lluvia
Que no me das a probar café en la punta de la cuchara
Que no te me ríes rozando las comisuras
Que no te me duermes en el vientre como un hijo
Que ya solo es silencio

...y eso es bueno.

Qué me traes...


Qué me traes
olfateando mis venas como un hambriento
dónde está tu ojo avizor
ya las manos se me espesan como lodo
y las tintas de los ojos las llevo goteando todo el camino
Pronto la luz vendrá
y mi horizonte que deambula me excluirá en bellos paisajes violeta
y no podré verlo
y mi alma recostada y a la intemperie
tiene urgencia que la monte como a un espectro ciego
pero me hice pútrida en el tiempo
carcomida de deseos
arrimada a los pezones agrios
invisibles proscritos de la carne
terribles en su silueta oscura de piel.

Me estoy yendo...lejos.

A las seis...



Porque transcurren las seis...

y ya se acabaron las venganzas
y el mundo rima
y los amaneceres se regodean
en algunas de las esquinas donde se han perdido las horas
no es casualidad este pregonar-te como periódico
es hurgarte en los rincones
en los pensamientos de los transeúntes
en todo aquello que huele
y se mueve
y se desprende de las seis
para convidar oscuridad

por alguna razón te nombro como un rezo
un desprendimiento
algo inefable que desciende...

No insistir...

"I told ya I'm a troubled, you know that I'm not good"... (Amy Winehose)


Sin acercarte mucho
esto de interesarte es un disparate
ni de coña me coge la vaina esa
que llevo un par de pasos
en ventaja
sigo de noche y no amanezco
me rompo cuando llueve
soy un asco los domingos
no es buena idea...

vivo escueta y escribiendo
creo que me entiendes si te miro
te digo que un desastre
y el suicidio
y llorar por un poema

y ni qué decirte del maldito silencio...

El Habitante...




Te goteas
desprendido como una luz de farol
un ave fugaz de ojos negros
te me arrumbas en los días de lluvia
y gateas sobre el horizonte del mundo
con tu silencio de cosa guardada
a veces gimiendo como un gato en celo
yo te escucho desde el ático de los recuerdos
habitada de pies a cabeza por el escalofrío
de lo que quieres ser
...pero solo te arrastras como momia
con huellas indelebles que no llegan a ninguna parte
siempre a las seis
siempre como un cristo revivido...

(Un habitante en esta isla con ojos y senos)

...y qué fue de todo vestigio de cordura


...y qué fue de todo vestigio de cordura
yo me alimenté de cada burla
el viento osciló en cada puerta
averiguando-me
en aquella esquina estaba el tiempo
viendo mis años arrojarme las flores
luego, lluvias secas en mi desorden mortal
a quién le habré dicho de mi muerte...

ahora camino por el espacio del que se fue
no encuentro forma alguna de volver
éramos mamíferos de soledad y olvido
acorralados como algo insufrible
y azuzamos las hojas mientras la risa
se arrojaba loca sobre las piedras

ya nada tiene sentido, aquella influencia maligna de las palabras
estado ausente del verbo mientras... el silbido de los pulmones jóvenes
galopa a los nuevos roces, sedientos
como lobos

desde que aprendí a mecerme como los murciélagos
abandoné toda lucha y resigné mi pulso a mi noche
larga como las banderas altas
que mienten con el viento jugando a libertad...

Hay tantas luces en la ciudad...


Hay tantas luces en la ciudad, me aturde la esperanza de poder tocarlas porque se han mantenido cálidas en la lluvia, bajo una sombra gastada de tanto recuerdo. Tantas voces anunciando siempre la melancolía sin nombre, una situación peligrosa en la economía, un diluvio por caer y solo nos bautiza, muchos momentos de risas esparcidos en los autobuses llenos de mujeres paridas que vienen y van como hormigas, todo con la premura como si olvidaran la muerte contigua, sorprendente en cada paso de elefante, en el corte de cada respiro de perfume, abstinente en cada rayo del sol o cada hilo de luna, una preocupación más y el maquinista detiene con frenesí los rieles del mundo… pero estas tú en el mundo… y eso lo cambia todo...

Te he abandonado como un hijo ajeno...



Te he abandonado como un hijo ajeno
tal vez por las risas locas
el olor a heliotropo saliendo por las ventanas
un abandono es cualquier cosa
es una mirada fuera de foco
un correr a veinte metro por doquier
es cerrar los ojos y... nada
es abrir los ojos y... nada
es extender las manos y... nada
el abandono es cultivar la tierra estéril
después de las seis...
quedarse gorjeando una palabra sin terminar

Luego ya no sabes por qué
solo el ruido de la puerta cuando cierra
te das cuenta...



(...)


...y ya se acabaron las venganzas
y el mundo
y los amaneceres se regodean
en algunas de las esquinas donde se han perdido las horas,
no es casualidad este pregonar-te como un periódico
es hurgarte en los rincones,
en los pensamientos de los transeúntes,
en todo aquello que huele
y se mueve
y se desprende a las seis de la tarde
para convidar la oscuridad,
por alguna razón te nombro como un rezo
un desprendimiento
algo extraviado por casualidad...

Cualquier cosa desde aquí...




Cualquier cosa desde aquí
paraíso fantasmal
lenguaje burdo
inexperto...
mejor el silencio
mejor el cuchillo
tal vez la ausencia
"la ausencia es silencio"
pensamiento frágil
existencia efímera de cuatro costados
cualquier cosa antes
ese Cristo que me mira a las seis
algún olvido ya holgado
este presente de mierda que falta
y todos hablan...
Qué importa dónde
esta máscara virginal tendrá su efecto
y su día estará pletórico de aullidos
y rocío seco
Nada sabemos de la muerte
esa degustación aletargada
en las rancias paredes de una garganta virgen
la oración con la mano en el sexo
vena incansable...
Cualquier cosa desde aquí...

Y arrojarme en pedacitos
al borde de tus ojos milenarios...


Momentos...



Hay ciertos momentos, esos que son únicos, que vienen ya compuestos
con sus días y sus tardes y sus noches, se elaboran lejos de ti, pero tienen
que ver contigo, ese momento que te tropieza y justo ahí te abraza fuertemente
como hincándote en una razón indecible... ese momento que solo tú reconoces
como tuyo y quieres extenderlo y tal vez, lo más seguro, alguien no lo te mira
a los ojos y no te adivina, no te siente trepidar y es cuando florece el maravilloso
silencio encadenado a las tiras de tu garganta y no te queda de otra que acloparte
a tus rodillas y quedar quieta con ese riachuelo bajo los párpados... hermosamente silente
mientras la ciudad te desconoce proscrita de ti... Pasará.